Las niñas bien

Cartas de guadalupe loaeza

las niñas bienlas niñas bien

Nuestra lectura de la semana…Guadalupe Loaeza nace el 12 de agosto de 1946 en la Ciudad de México.  A corta edad descubrió su vocación por escribir cuando redactaba larguísimas cartas (como ella misma lo menciona), las cuales eran una manera de platicar por entregas.  Estas eran enviadas por Loaeza desde Francia y Canadá donde cursó sus estudios; en ellas escribía de tal forma que a sus amigas en México les resultaba divertidísima su manera de relatar las cosas que le ocurrían.
Loaeza se desarrolla como periodista y escritora, además de haber incursionado en la política siendo candidata para un puesto de gobierno en la Ciudad de México en el año 2009. Colabora habitualmente para periódicos como Reforma y La Jornada de la capital del país; pero su mejor faceta ha sido como escritora, ya que le ha llevado a ser reconocida en diversas ocasiones y en su haber tiene 26 obras. Una de las más reconocidas gracias a los temas abordados y a la forma divertida de escribir es “Las Niñas Bien”, escrita en el año de 1985 y aún con vigencia en el mercado editorial.

las niñas bien

Esta novela fue su primer libro publicado por Guadalupe Loaeza, y contiene todas sus aptitudes como escritora. Con el tiempo su obra consiguió colocarse como un volumen emblemático. La forma de lenguaje que utiliza contiene un toque de inocencia y gracia, además de un espíritu divertido. La obra se enfoca a describir al sector más adinerado de la sociedad mexicana, un mundo que a esta escritora le resultaba familiar, ya que ella se desenvolvía en él, debido a la clase social a la cual pertenecía su familia.
Este libro, lejos de tener pretensiones académicas, contiene crónicas maliciosas de los diferentes aspectos de la vida en la alta sociedad mexicana. Además de hablarnos de la banalidad de este tipo de vida superflua, como las costosas prendas de vestir, casas espectaculares o los viajes al extranjero, nos habla también de una clase social, de muchas personas que integran este estrato social, las cuales no consiguen hallar un espacio dónde situarse más allá de los alardes de su poder adquisitivo y de su espacio geográfico reducido a los centros comerciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.