Escuchar la música clásica nos hace más inteligentes

 

 

 

 

Un equipo de investigación dirigido por Irma Järvelä, Catedratica de Genética Médica de la Universidad de Helsinki, ha estudiado los efectos de la música tradicional en el cerebro. Está en una importante revista llamada ¨PeerJ¨ ahí publicó los resultados y fue la primera en enseñar que escuchar música, (ayuda a la expresión de determinados genes). Esto puede explicar pues se han mejorado las habilidades cognitivas, como el aprendizaje y la memoria.

Si una mujer cuando está embarazada escucha algo de música repercute de manera positiva al niño que está en el vientre con la música tradicional. La razón de esto no es generar el entusiasmo de la música de los progenitores. Más bien, es un intento de asistir a las células del cerebro de los jóvenes talentos en los saltos. Desde 1993, el término haciendo las rondas del efecto Mozart. Esto se remonta a una investigación de la Universidad de California, Irvine, cuyos resultados probaron que un incremento del índice de inteligencia de la música tradicional es posible. Estudios siguientes no pudieron probar una conexión de esta clase. Más la idea de dopaje por la inteligencia grabaciones tercamente persiste.

Si bien la tesis del efecto inteligencia promotoras de la música tuvo una enorme atención que los factores biológicos han sido poco estudiados. Si bien se ha probado que oír música puede afectar a las estructuras del cerebro y sus funciones. No obstante, los mecanismos moleculares latentes han sido hasta el momento en la obscuridad. Merced a los nuevos avances en el campo de la genética estudiosos médicos fueron capaces de cerrar la brecha de conocimiento.

 

La relación de los pájaros y humanos

Con el estudio actual de Helsinki, el efecto Mozart consigue un nuevo respaldo. A lo largo de la investigación, las personas que escucharon durante 20 minutos de música del gran compositor barroco Amadeus Mozart. Los datos logrados muestran que percibir música barroca o bien clásica aumenta la actividad de genes, asociada a la distribución y transporte de la dopamina, la llamada hormona de la dicha relacionados. Los genes perjudicados afectan a la transmisión sináptica, como las habilidades de aprendizaje y memoria.
Uno de los genes más enormemente regulada mientras que se escucha música tradicional es la sinucleína. Este gen ayuda asimismo en los pájaros cantores pueden rememorar estas armonías que tocan con sencillez. Esto apuntaría a un fondo común evolutivo de la percepción del sonido en los pájaros cantores y los humanos, afirma la estudiosa Järvelä.

 

 

 

 

 

 

 

La expresión de los genes que están asociados con la enfermedad neurodegenerativa reduce mientras que se escucha música tradicional. No obstante, este efecto solo fue musicalmente personas entrenadas. “Esto prueba la relevancia de la experiencia ya existente en la mediación de los efectos inducidos por la música barroca”, apuntan los estudiosos.
El nuevo conocimiento sale a la luz sobre el fondo genético y evolutivo molecular de la percepción musical. Asimismo, podrían asistir a desarrollar una nueva base científica para la terapia de la música.

El interrogante es si los efectos observados podrían conseguirse con otros géneros de la música. No existe nada que sugiera que la música tradicional juega una situación singular acá.

Conclusiones

Como puedes darte cuenta oír veinte minutos al día música clásica te dará grandes beneficios, por eso te invito a escuchar a los grandes genios del barroco como Mozart, Bach, Beethoven, Handell entre otros muchos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.